Descubriendo Identidades: Primeros Restos Identificados en las Exhumaciones del Valle de Cuelgamuros

Desde el 12 de junio, un grupo de técnicos forenses ha estado trabajando en la exhumación de 128 víctimas del régimen franquista en el Valle de Cuelgamuros, antiguo Valle de los Caídos. En un emocionante avance, han logrado identificar los primeros restos antropológicos de 12 personas, de las cuales cuatro han sido identificadas con nombres concretos. Estas investigaciones forman parte de las medidas instauradas por la Ley de Memoria Democrática, que entró en vigor el 21 de octubre de 2022.

Los cuerpos identificados provienen de la caja número 198 de la fosa común en Cuelgamuros y pertenecen a 11 hombres y una mujer. Esta caja, siendo la primera en ser colocada en el Valle tras su construcción, se ha convertido en el punto de partida de la labor de los técnicos forenses en su búsqueda de justicia y verdad.

El Valle de Cuelgamuros, catalogado como la mayor fosa común de España, alberga los restos de aproximadamente 33,000 víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo, según EFE.

Identidades Recuperadas:

Hasta el momento, los técnicos forenses han identificado y están estudiando los 12 primeros cuerpos de las 128 víctimas cuyos familiares buscan darles un nombre. Entre estos cuerpos, los restos genéticamente confirmados pertenecen a cuatro personas.

Los nombres de estas personas son Valerico Canales, Emilio Caro, Flora Labajos y Román González, todos ellos miembros del grupo conocido como los ‘siete de Pajares’ y oriundos de Pajares de Adaja (Ávila), fusilados durante la Guerra Civil. Fausto Canales, hijo de una de las personas identificadas, relata que su padre y el resto del grupo eran “jornaleros afiliados al sindicato UGT del pueblo, que luchaban por mejores condiciones laborales y salariales”.

Estas identificaciones han sido un hito esperado por más de dos décadas para los familiares de los afectados. Las exhumaciones en Cuelgamuros comenzaron el 12 de junio y han continuado con la participación de expertos en la policía científica, arqueólogos y genetistas, quienes trabajan in situ para analizar los restos y determinar sus identidades.

Las exhumaciones han enfrentado obstáculos judiciales e institucionales durante 2021 y 2022, pero finalmente se logró su reactivación. Este proceso es el inicio de un camino que busca honrar la memoria de las víctimas y sanar las heridas de un pasado doloroso. Con cada identidad recuperada, se avanza un paso más hacia la verdad y la justicia que tanto anhelan las familias afectadas.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to Top